Modelo en plástico a escala 1:12, de Tamiya.


Es una de las maquetas más antiguas que tengo. La hice hace ya más de 10 años y la verdad es que cuando la comparo con las de ahora me parece una chapucilla.

Estaba pintada a pincel, y ha mejorado bastante después de una buena mano de barniz aplicado con aerógrafo.

En un modelo bastante fácil de hacer, la carrocería casi integral y en un solo color hace que no tenga gran complicación. De serie viene con calcomanías para dar el efecto carbono en las zonas del depósito y la quilla, pero yo he preferido pintarlo de un color similar al carbono, ahorras problemas con las calcas.